Limpieza de depósitos

Limpieza de depósitos

Desde su creación en España en el 1999, TASMA ha trabajado en la limpieza y desinfección de depósitos de agua potable introduciendo una técnica y productos de limpieza química como alternativa a las limpiezas clásicas basadas en alta presión y desinfección con cloro. TASMA acumula una larga experiencia con cientos de depósito limpiados y desinfectados.

En España la limpieza de los depósitos está regulada a nivel nacional por los decretos reales 140/2003, Ley 31/95, Real decreto 171/2004 y orden SCO/3719/2005, relativos a substancias autorizadas. Asimismo son de aplicación las normativas de sanidad de cada comunidad autónoma.

A estas normativas relacionadas anteriormente se añaden las obligaciones legales de las empresas en relación a sus operadores en materia de formación y capacitación, no sólo en lo relacionado con la limpieza y desinfección, sino también en lo relativo a la prevención de riesgos laborales.

A nivel de la empresa TASMA está dada de alta en diversos registros sanitarios. El minucioso y preceptivo cumplimiento de estos requisitos asegura un alto nivel del servicio prestado y una disminución de los riesgos asociados.

El desafío de TASMA consiste en desarrollar, optimizar y aplicar técnicas, metodologías, recursos humanos y técnicos necesarios para minimizar los tiempos de parada de la instalación, compatibles con la calidad de la aplicación de los productos de limpieza y desinfección.

Limpieza de depósitos

Limpieza de depósitos

TASMA, además de cumplir rigurosamente con la normativa en vigor, aplica los siguientes recursos tipo para el desarrollo de su actividad :

  • Camiones para el abastecimiento de agua (reposición).
  • Equipo ligero autónomo para la limpieza de depósitos de día o de noche, depósitos sin acceso de vehículos, antiguos depósitos sin desagüe de fondo, depósitos cubiertos por estructuras flexibles, etc.

Tras cada proceso de limpieza, además de certificar el estado de la misma, se proporciona un documento como herramienta de valoración del estado del depósito y de planificación de posibles futuras obras y actuaciones a realizar.

Así pues la limpieza de un depósito requiere la aplicación de un estudiado proceso de ingeniería, así como la entrega de un informe y medidas para la confirmación de la reducción en los niveles de contaminación.

 
 

Metodología tipo de limpieza y desinfección de un deposito

A continuación se describe la metodología tipo para la limpieza y desinfección de un depósito.

  • Desinfeccion de depositos

    Desinfeccion de depositos

    Instalación de la obra con los elementos de seguridad según tipología (altura, luz, detector de gases, arnés, trípode, iluminación de baja tensión)

  • Evacuación de agua en caso necesario
  • Evacuación de lodos sólidos en parte inferior
  • Taponamiento de las salidas de agua a la red y desagüe
  • Limpieza del depósito con agua techo paredes.
  • Limpieza de suelo, paredes y techos con solución pulverizada a baja presión con propiedades desincrustantes
  • Tiempo de contacto de la solución desincrustante según nivel de suciedad y revestimiento
  • Enjuague con control del pH en caso de uso de un desincrustante a base de acido.
  • Neutralización del desincrustante.
  • Evacuación de la solución de limpieza neutralizada
  • Aplicación del desinfectante por todo el depósito con pulverización a baja presión.
  • Nivel de concentración dependiendo del nivel de contaminación y tiempo de contacto.
  • Período de de contacto y actuación del desinfectante
  • Enjuague final
  • Control residual del desinfectante
  • Enjuague abundante final

Se trata de una limpieza química, sin alta presión que pudiera afecta y dañar  los revestimientos  y estructuras de los depósitos.

Este método disminuye de manera muy significativa los tiempos de intervención minimizando los períodos de parada.